Que empiece la aventura

via FullQuiverDesigns

via FullQuiverDesigns

3 de abril de 2015. Retransmitiendo a unos 30 000 pies del suelo. En una hora y cuarenta minutos aterrizaremos, mis 40,5 kilos de equipaje y yo, en Londres. (El señor del mostrador de facturación ha tenido la amabilidad de no cobrarme los 500 gramos de más. Le estaré eternamente agradecida por ello.) La temperatura en destino es baja y está muy nublado. Si me mudara a Cancún sería raro, pero en Londres es lo que hay. Espero sobrevivir al shock térmico después de los 30º que hemos tenido en Córdoba los últimos días.

Mis esfuerzos por mimetizarme con mis futuros compatriotas ya han dado sus primeros resultados. En el aeropuerto se han dirigido a mí en inglés y me han preguntado si entendía el castellano. Eso mismo debería haberse preguntado la del control de seguridad antes de ponerse a rajar a dos palmos de mí. La he entendido perfectamente y se lo he hecho notar. Ahora que lo pienso, igual no debería habérmelo jugado tanto con la persona que tenía en su mano dejarme en tierra…

Su frase ha sido: “A ésta le falta alegría de vivir”. Yo, en lugar de ponerme a su altura y decirle que a ella lo que le faltaban eran dos dedos de frente (sabe Dios que me he tenido que contener), le he dicho con la mejor de mis sonrisas que tenía más alegría de la que le cabía a ella en el cuerpo. Vale, ahí sí que había un punto de maldad porque la mujer era un retaco.

2094033_14061902_pm

via society6

Y volviendo a la alegría de vivir, la pobre segurata no podría haber elegido un peor momento para hacer su comentario. Hoy, a escasas horas de comenzar mi aventura en Londres, me sale la felicidad por las orejillas. Vale que de momento no tengo casa ni trabajo con el que pagarla, pero con mi billete de ida y M. esperándome en Gatwick, ¿qué más puedo pedir?

B.

P.D.: No se recomienda el uso de bolígrafos Pilot a bordo de un avión (Qué paradoja, ¿no?). Revientan y lo ponen todo perdido. No, azafata, le repito que no me he peleado con ningún calamar.

P.D.2: Tal era mi “alegría de vivir” que hoy, por primera vez en mucho tiempo, no me he podido dormir durante el vuelo. De hecho, dudo que alguna vez en mi vida haya sido capaz de tamaña proeza.

Anuncios

Un pensamiento en “Que empiece la aventura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s