Huevos de pascua everywhere 

easter eggs

via The Curvy Carrot

Decirle adiós a las torrijas de mi madre habría sido mucho más fácil si hubiera sabido cómo se lo montan los ingleses. Aquí la Semana Santa es un pretexto para comer chocolate en todas sus variantes, formas y tamaños: easter eggs, easter bunnies, easter mcflurry(¿!?)… Así que no me ha quedado más remedio que aplazar mis buenos propósitos de vida ecohealthy y dieta orgánica. Todo sea por la integración en la cultura del país que ahora me acoge.

Lo suyo, a la manera británica, sería esconder los huevos de pascua y organizar una búsqueda para encontrarlos, pero yo prefiero no andarme con tonterías… El chocolate mejor comérselo cuanto antes, no vaya a ser que luego se pierda y tengamos un disgusto. Sí que disfruté mucho del programa especial Easter Eggs in Disney Movies que pusieron en la tele. Llaman así a sorpresitas ocultas en las películas que si las encuentras tú solito flipas y, si no, cuando te las cuentan te quedas loquísimo. Por ejemplo, ¿sabíais que cuando Baymax estrena su puño lanzable, éste va a parar a una estatua de Hans, el malo malísimo de Frozen? Y es que estos easter eggs nos pueden hacer pasar muchos buenos ratos más allá del consabido e inevitable atracón…

baymax1

 

baymax2

via Dorkly

Empachos aparte, mis primeros días aquí han coincidido con un National Bank Holiday (así llaman los british a hacer puente). Los pobres tienen tan pocos puentes al año que cuando pillan uno se vienen arriba: todo cerrado, nada de tráfico y gran parte de los londoners fuera de la ciudad. Como M. no trabajaba, y en nuestro afán por adaptarnos al medio, nos hemos dedicado a vacacionar como cualquier inglesito de a pie. Eso sí, aprovechamos para ir contestando a anuncios de pisos que nos gustaban y aprovechamos nuestro paseos para explorar posibles barrios donde vivir. Londres tiene de especial que una misma calle puede pasar de ser guay a chunga, luego otra vez guay y luego muy chunga, de manera que nunca sabes qué esperar. Igual resulta que el que parecía el piso de tus sueños, en la zona cool y animada que te encanta, está justo encima de la sucursal londinense de Proyecto Hombre y no es que la calle tenga mucho ambiente, es que hay una fila de yonkis esperando su metadona. Eso sí que fue un huevito de Pascua y no los de Cadbury. El pobre M. ni subió a ver el piso.

Esta mañana los ingleses han vuelto al cole y yo he empezado a tope con los quehaceres propios del inmigrante: trámites varios y búsqueda de trabajo a muerte. Pero definitivamente contestamos a demasiados anuncios en Zoopla (el Idealista de aquí) y hoy me ha tocado sufrir en mis carnes el acoso telefónico de las agencias. Si me daba algún canguelito hablar por teléfono en inglés, lo de hoy ha sido una terapia de choque estupenda, hasta el punto de tener que montar un Excel y un calendario compartido con M. para aclararme. Si alguien me necesita para algo, me temo que lo tengo todo cogido hasta dentro de dos semanas o tres.

easter-eggs-contributor-how-to-flaxandtwine-5-0414_sq

via Martha Stewart

De momento hemos empezado fuerte, hoy he visto tres pisos. Idealmente perfectos, sin una pega que ponerles sobre el papel (o la web, según el caso). Pero todos y cada uno de ellos escondían un huevo de pascua a cual más tremendo. El primero de ellos me sorprendía con una “well-sized kitchen” en la que cabía de perfil y con dificultad. En el segundo, que se suponía que estaba totalmente amueblado, he tenido que preguntar por la nevera. Era tamaño camping y estaba perfectamente justificado que no la hubiera visto. ¿A quién se le ocurriría buscarla debajo del fregadero? El último, el más preciosísimo y prometedor de todos, tenía preparada para nosotros una sorpresa estupenda. Para subir a la cama había que emular a la cabra de los gitanos (al más puro estilo pa’rriba Catalina, que diría mi padre). No quiero ni imaginarme bajando esa escalerilla con mi agilidad mañanera…

Se aceptan apuestas: ¿Qué easter eggs dejaré de ver antes? ¿Qué ocurrirá primero, que M. y B. encuentren donde vivir o que los supermercados se deshagan de sus excedentes de huevos de chocolate ahora en oferta? Sea lo que sea, saldré ganando en cualquier caso, porque como siga viendo esos 3×1 mucho más tiempo… ¡No respondo!

B.

 

P.D.: Empiezo a sospechar que mi nombre va a suponer un obstáculo para mi completa mimetización entre los anglosajones. Hoy me han llamado Belena, Belem, Bilen, Millie y Vincent. Espero que ésta última se haya equivocado de persona directamente porque si no estoy bien jo**da…

 

 

Anuncios

6 pensamientos en “Huevos de pascua everywhere 

    • ¡¡Me vine el viernes a vivir la aventura británica!!

      Visto cómo se lo monta tu amigo M., más te vale no perderte la próxima entrada para enterarte de las novedades! 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s