Y no estaba muerta (¡que no!)

blue hair

via Tumblr

No, queridos. No estaba ni muerta ni de parranda. Sólo un poco desbordada por la vida. En el tiempo que llevo sin escribir aquí he hecho una audición para un trabajo part-time, me he defendido en el examen del Proficiency con dignidad, hemos celebrado el cumple de M. (regalitos y cena incluidos), he ido dos veces más a Barclays para intentar abrir una cuenta, he vuelto a ser rechazada, me he ca***o en todos sus ancestros por enésima vez, casi acaban echando a M. del banco, hemos seguido peleando por tener wifi en casa, hemos conseguido el permiso del landlord, nos han dado fecha de instalación para el 28 de mayo y nos hemos vuelto a ca**r en todo. ¡Ah! Y he conseguido el trabajo.

Pues sí, me he convertido en ingeniera-tendera, al menos para vivir tranquilamente mientras busco EL trabajo. Mi actual  “oficina” es un bote de pintauñas gigante de color fucsia instalada en todo el meollo de un centro comercial en west London. Es un poco tremenda, pero no muchas personas pueden decir que hayan trabajado en un sitio así, ¿verdad? A mí me encanta estar haciendo algo tan fuera de lo esperado. Me parece que le añade un extra de emoción a esta aventura y creo que sólo puede aportarme cosas positivas (entre ellas algo de dinerito, que esta casa bonita no se va a pagar sola). De momento llevo cuatro días trabajados y la experiencia es genial. Aunque sólo sea porque me obliga a hablar en inglés (y español y francés y hasta un poco de noruego) durante ocho horas al día, tres días a la semana, con gente de todas partes del mundo… Es como un grupo de conversación pero remunerado. Además, mi uniforme incluye llevar las uñas inmaculadamente pintadas todos los días, así que también estoy mejorando mis habilidades en ese campo. ¿Veis? Os lo he dicho, son todo ventajas.

Models Own manicure

via Fundamentally Flawless

También es una sensación agradable que tus problemas en el trabajo se reduzcan a que te caiga un poco de esmalte amarillo neón en el zapato, que una clienta se indigne porque no le quieres hacer una rebajilla, que se acabe el rollo del TPV o que una niña te pida con toda su ilusión que le pruebes el spray azul en su pelo y la dejes hecha un cuadro (eso sí, la criaturita quedó encantada). Pero lo que más gracia me hace es la ilusión que nos hace a los españoles encontrarnos a otros españoles. Cuando noto que un grupo de clientes son españoles y les digo que yo también (aparte de contarme su vida y preguntarme por la mía) compran como locos. No falla. ¡Es un chollazo! Así que si alguna vez estáis en Londres y pasáis cerca de un pintauñas de dimensiones colosales, asomaos porque puede que esté allí dentro y estaré encantada de saludaros y haceros un destrozo en el pelo atenderos.

Mientras tanto, voy imaginando cómo lo pondré en mi CV: “Wide experience in sales positions within the retail industry”. Suena bien, ¿eh? Yo es leer eso y me dan ganas de contratarme. Para lo que sea. Sin dudar.

B.

 

P.D.: Mientras sigamos sin internet me temo que no voy a poder publicar posts tan a menudo como me gustaría. Ya me he fundido un mes de datos en 10 días y la velocidad del 3G está sacando lo peor de mí. Aprovecharé estas semanas para buscar inspiración, escribir y disfrutar de la vida unplugged.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s